Archive - 2018

1
Pregunta escrita a la Comisión: Rutas marítimas por el Ártico
2
Carolina Punset critica el abandono durante décadas de residuos nucleares vertidos al Atlántico y reclama a la Comisión que evalúe el riesgo que plantean
3
[Declaración] Perspectivas y desafíos para el sector apícola de la UE (debate)

Pregunta escrita a la Comisión: Rutas marítimas por el Ártico

14 de septiembre de 2018.- La eurodiputada Carolina Punset (Cs) ha planteado la siguiente pregunta escrita a la Comisión Europea, con relación a las posible prohibición del tránsito marítimo por el Ártico.

En agosto de 2017, el buque ruso transportador de gas Christophe de Margerie, cruzó el Ártico en 6 días evidenciando el potencial económico de la ruta del Mar del Norte. Así, como afirmaba el Jefe del Departamento de Asuntos Corporativos de Sovcomflot al diario español EL MUNDO, “para 2018, se espera que solo los dos proyectos de energía del Golfo de Ob generen unos 11,5 millones de toneladas de carga”.

A pesar de sus ventajas económicas, las repercusiones que el tráfico marítimo tiene sobre el medioambiente son perjudiciales. Pilar Marcos, responsable de la campaña Salvar el Ártico de Greenpeace alertaba de que en los últimos 30 años el Ártico había perdido tres cuartas partes de hielo.

El calentamiento del Ártico avanza al triple de velocidad que en el resto del planeta y muy pronto producirá un verano sin hielo. Un mar menos helado eleva los termómetros, pues el océano queda más expuesto al calentamiento, entorpeciendo el efecto rebote-albedo de la radiación solar sobre el espacio, por lo que se eleva la temperatura del aire.

¿Considera la Comisión que, desde las organizaciones internacionales en las que tiene representación, se deberían adoptar medidas para prohibir el tránsito marítimo en el Ártico?

Carolina Punset critica el abandono durante décadas de residuos nucleares vertidos al Atlántico y reclama a la Comisión que evalúe el riesgo que plantean

• La eurodiputada de Ciudadanos ha preguntado por el estado de los residuos vertidos durante la segunda mitad del siglo XX frente a las costas de Galicia y Asturias

La eurodiputada de Ciudadanos Carolina Punset ha expresado su preocupación por el riesgo latente que plantean los vertidos de residuos radiactivos en aguas de la fosa atlántica efectuados durante la segunda mitad del siglo pasado. Carolina Punset ha afirmado que “estos vertidos nucleares, cuya vigilancia, tratamiento y gestión se desconocen pueden provocar graves problemas al medio ambiente y a las personas, y podríamos estar a tiempo de evitarlos”.

En concreto, Punset se ha interesado por conocer “qué organismo tiene la competencia para controlar los residuos, en qué fecha se realizaron las últimas investigaciones y con qué resultados, y cuándo se volverán a efectuar”. También quiere saber la eurodiputada “en qué estado se encuentran los residuos y los bidones que los contienen”.

La denuncia de la eurodiputada naranja se produce a raíz de una Petición que se debatirá próximamente en la comisión de Peticiones (PETI) del Parlamento Europeo. El grupo de preguntas de Punset pretende arrojar luz sobre las “consecuencias que el abandono durante décadas de estos residuos puede tener sobre el medio natural y la salud de los sistemas acuáticos y la población de las zonas afectadas”.

Punset ha recordado en su pregunta que “entre 1949 y 1982 ocho países europeos lanzaron unas 140 000 toneladas de residuos nucleares, en bidones de acero y hormigón, frente a Galicia, en la denominada Fosa Atlántica” y ha especificado que “los vertidos de 1982 están a 650 km de Galicia, mientras que otros se encuentran solo a 200 kilómetros de Asturias”.

[Declaración] Perspectivas y desafíos para el sector apícola de la UE (debate)


Bruselas, miércoles, 28 de febrero de 2018


La protección del sector apícola no debe vincularse en exclusiva a la producción de miel, pues conlleva el importante aspecto de la polinización de los cultivos y de la conservación de la biodiversidad.
Cerca del 80% de las plantas cultivadas necesitan insectos para ser polinizadas. Sin embargo, asistimos sin advertirlo a una dramática reducción de las poblaciones de insectos a escala mundial. Gracias al sector apícola notamos este efecto.
Aunque la modificación del territorio sea un importante factor de merma de las poblaciones de insectos, el uso de plaguicidas como los neonicotinoides, aplicados mundialmente desde los años 80 son la principal causa del descenso global de las poblaciones de abejas. Sus efectos perduran en el ambiente mucho tiempo después de usarlos.
Aunque el uso de estos insecticidas se restringió en la UE en 2013, su prohibición es necesaria ya que las aplicaciones permitidas siguen siendo una agresión al medio natural que no nos podemos permitir.

Copyright © 2019 All Rights Reserved - Powered by La web lúcida