Comunicar o reflexionar

En una entrevista decía Javier Solana que se ha producido un cambio fundamental en negativo en la política española y es que «ahora estamos más en la comunicación de la frase que en la reflexión». Eso le llevaba a concluir que el componente de «pedagogía» que tiene la política es mucho más pobre en la actualidad que hace unos años.
Hago memoria e intento recordar las últimas declaraciones de los dos grandes partidos que gobiernan alternativamente nuestro país: «los socialistas nos van a subir los impuestos hasta de las chuches!! «Zapatero es un director de orquesta tan malo que hasta los músicos salen corriendo»!! «la derecha habría dejado a mucha gente atrás, pero nosotros no vamos a permitir que la crisis se cebe con nadie» etc.. etc…
Comparo esa sarta de simplezas con los discursos de los grandes políticos de la historia universal que me encanta releer periódicamente (Kennedy, Churchill, Gandhi y tantos otros). La verdad es que tiene razón Solana, una cosa es hacer una comunicación y otra una reflexión.
La reflexión requiere más esfuerzo y más conocimiento. Nos permite deliberar, meditar y madurar una idea y eso poco a poco, de manera colectiva, va fortaleciendo y enriqueciendo el espíritu de nuestra sociedad.
No sé a quién podemos achacar haber convertido la política española en un abrevadero para borregos de uno u otro bando que se detestan tanto entre sí como lo harían los hinchas radicales del Madrid o el Barcelona. Sería bueno para mejorar el nivel del debate volver a contar entre sus filas con gente solvente que no necesitaba de la política para vivir, como ocurrió durante la Transición democrática. Como, por desgracia, de momento eso no parece posible, por lo menos habría que exigirles que no nos tomen por idiotas y que empiecen a reflexionar en vez de limitarse a comunicar.

About the author

C_Punset

Copyright © 2019 All Rights Reserved - Powered by La web lúcida