¿Es esto justicia?

He ejercido de abogada en el turno de oficio durante muchos años. Aunque económicamente no lo necesitaba, era una descarga brutal de realidad. Marginados, mujeres maltratadas, drogadictos desahuciados…. Se palpa y se defiende un poco de todo.

Uno de esos casos que se repiten de forma sistemática corresponden a los manteros que venden cds e imitaciones de artículos de marca. Suelen ser africanos de Senegal. Curiosamente, gente mucho más educada que el ratero común español. Casi todos hablan francés y te observan con sus grandes ojos, preocupados ante lo que vaya a dictaminar el juez, para que tú, su abogado de oficio, hagas lo posible por sacarles del atolladero. Cuando les detienen, les confiscan toda la mercancía y les dejan sin blanca para pagar posibles responsabilidades civiles. Y sin embargo, ante la adversidad, no les he visto perder la serenidad y siempre se han mostrado agradecidos por mis gestiones para su defensa.

Hace tiempo que ya no ejerzo como abogada, pero me los sigo encontrando por la calle, buscándose la vida como les dejan, casi siempre de forma pacífica. Por eso me ha indignado una noticia que anunciaba la condena de un mantero a ocho años de prisión. El pobre hombre ya había cumplido dos, y esperaba que se despenalizara su delito para ver si no tenía que verse obligado a cumplir su pena completa de nada más y nada menos que ocho años.

En nuestro Código Penal, una agresión sexual con violencia o intimidación se castiga con una pena de uno a cuatro años. El acoso sexual con pena de prisión de tres a cinco meses. Y a ese hombre le condenaron a ocho años solo por vender cds. No defiendo la venta ilegal, solo pido un poco de sentido común y proporcionalidad en la aplicación de las penas.

About the author

C_Punset

Copyright © 2019 All Rights Reserved - Powered by La web lúcida