Roja o facha

Publicado en ABC, el día 9 de julio de 2010

En este extraño país en el que vivimos estamos todos condenados a ser rojos o fachas. La independencia se tolerará malamente y se intentan buscar siempre razones ocultas para su ejercicio.

Buena prueba de ello es mi último pleno como concejala en Altea. Lidero un partido independiente de ciudadanos y, desde las pasadas elecciones, pertenezco al equipo de gobierno junto a los ocho concejales del PSOE. Desde el principio de la legislatura nuestra única condición para gobernar fue poder mantener nuestra independencia, porque para eso nos eligieron un número significativo de ciudadanos.

La situación económica en Altea es extremadamente complicada, y en este último pleno mi grupo votó a favor de una propuesta de recorte de gastos que no compartía el PSOE. Nuestra única intención es defender el interés general, salvar al municipio de la quiebra y la suspensión de pagos.

Pero lo curioso es que cuando votamos en la misma línea que los socialistas la gente que me para por la calle me dice: ¿Qué hace una persona decente como tú con esa gentuza roja? Y cuando votamos como los de PP, vienen “los de izquierdas” a insultarnos y acusarnos de alta traición por vender el pueblo a esos fachas sin dignidad. Incluso me acusan, con agresividad no disimulada, de votar en contra del PSOE para dar pie a una moción de censura encubierta.

Creo que el bipartidismo del Partido Popular y el Partido Socialista contribuyen a esta visión tan simplista de la vida y la política. Se echa mucho de menos más políticos pragmáticos y con sentido común que opten por hacer lo que consideren mejor para su pueblo en cada caso. El precio a pagar por intentarlo es ser detestado por los “hooligans” de los dos bandos que solo pueden comprender la vida política desde la barricada de la guerra civil.

About the author

C_Punset

Copyright © 2019 All Rights Reserved - Powered by La web lúcida