Saber es poder

Por primera vez se publicará en la web de la Casa Blanca una lista con los nombres de todos los visitantes que reciba el Presidente de los Estados Unidos. Esto – que en España nos suena tan raro – lo ha conseguido la organización privada «Ciudadanos para la Responsabilidad y la ética en Washington». Buscan hacer la Administración lo más abierta y transparente posible ofreciendo más luz sobre los negocios que se realizan dentro de la Casa Blanca y más información sobre los «lobbys» que puedan presionar al gobierno teniendo en cuenta su nivel de visitas.

Las sociedades anglosajonas van un paso por delante de nosotros en cuanto a fortaleza de la sociedad civil se refiere. Propician la libre asociación de ciudadanos para defenderse del “Poder” con mayúsculas. La sociedad se hace más democrática si se obliga a establecer mecanismos de control como lo son estas asociaciones vigilantes que alertan ante las injusticias y los abusos del poder.

Al leer la noticia intento ponerme en el lugar de Obama. Me doy cuenta que aunque sea el presidente del país más poderoso del planeta, tendrá que rendir cuentas a los ciudadanos sobre quién le visita. A Obama se le respeta pero no se le rinde pleitesía. Nuestros cargos públicos, en cambio, tienen un poder presidencial absoluto. Lo más lamentable del asunto es que a nuestra sociedad civil ni se le ha ocurrido ejercer un contrapeso independiente y un control efectivo del poder. En su lugar aquí prima el clientelismo y el amiguismo.

Podemos y debemos estar informados de lo que hacen los que nos representan. Otro gallo cantaría si los ciudadanos hubiésemos sabido, por ejemplo, con que promotores se reunían los alcaldes que aprobaban los planes urbanísticos que han destrozado de manera irrecuperable gran parte de nuestro litoral.

About the author

C_Punset

Copyright © 2019 All Rights Reserved - Powered by La web lúcida